D e v o c i o n a l e s

Domingo 9 Mayo 2021

Madres Usadas por Dios

1/2

Ana la madre de Samuel

 

Samuel fue un profeta y un hombre de Dios, pero para que eso sucediera tuvieron que pasar algunas situaciones en la vida de su Madre, Ana.

Ana era una mujer que no se le había concedido el tener hijos (1 Samuel 1: 5), por dicha razón era irritada por otras mujeres (1 Samuel 1: 6), a pesar de no tener hijos Elcana su marido la amaba, pero Ana quería dar un hijo a su amado esposo, por lo cual ella oraba mucho a Dios a tal punto de desgarrar su alma delante de Jehová (1 Samuel 1: 10)

Que lindo es cuando una madre anhela a su hijo, cuando este es esperado y más aun cuando este es pedido a Dios. Por lo que leemos en las primeras línea del libro de Samuel capitulo uno nos damos cuenta que Ana era una mujer entregada a la comunión personal con Dios, que ejemplo mas lindo el que nos da a todos aquellos que anhelamos que milagros ocurran en nuestra vida. Muchos de nosotros queremos grandes cosas de Dios, pero no apartamos ni siquiera diez minutos para desgarrar nuestra alma delante del Señor, con esto no quiero decir que esa es la única forma que Dios puede contestar, pero habla mucho de tu interés por la respuesta que tanto anhelas.

Dios nunca va a rechazar una oración como la de Ana, de esas oraciones que suben al cielo y que llegan como un olor grato delante del Señor, al tiempo Dios se acordó de Ana y respondió su petición (1 Samuel 1: 19-20) ella dio a luz a su primer hijo y le puso como nombre Samuel, porque dijo: “Por cuanto lo pedí a Jehová”.

La vida de un hijo va ir marcada desde antes que nazca, nosotros que ahora tenemos el conocimiento de Dios tenemos que orar por nuestros hijos antes que nazcan. 

Como padres somos responsables de que es lo que queremos para nuestros hijos y Ana es un ejemplo de Madre que anhelaba un hijo, pero más allá de todo eso anhelaba servir a Dios a tal punto que decidió entregarle por completo la vida de su hijo para que le sirviera a El. Podemos leer en el versículo del inicio como Ana cada año hacia una túnica especial para Samuel y se la llevaba al templo en donde Samuel era un digno servidor de Dios.

Nada en la vida de Samuel hubiera pasado si él no hubiese tenido una madre tan entregada y sensible a la voz de Dios, he ahí el hecho de que Samuel también fue sensible a la voz de Dios a tal punto de ser uno de los grandes de la Fe.

Las madres juegan un papel muy importante para el futuro que sus hijos tendrán, depende de cada una de ellas el permitir que Dios sea quien las guíe y también depende mucho de nosotros como esposos respaldar a nuestras esposas para que sean buenas madres y como hijos también tenemos que reconocer lo importante que son nuestras madres sean como sean, ellas un día tuvieron el amor de cuidarnos y protegernos y hasta orar por nosotros y por esa razón estamos donde estamos.

Dios bendiga a cada Madre por el trabajo tan lindo que realiza para nosotros los hijos.

Leer: 

           1 Samuel 1:19-20

           1 Samuel 2:19

           

Este devocional fue desarrollado por Enrique Monterroza.