Sermón Semanal

Las estrategias de satanás y cómo vencerlas

Mateo 4:1-11

Introducción

  • El objetivo principal de la tentación de satanás al tentar al Señor Jesús: fue desviarle del plan que el Padre había programado para Él, haciendo así que actuara fuera de la voluntad de Dios.

  • El tiempo en que ocurrió la tentación: inmediatamente después de su bautismo en el Jordán. Los grandes privilegios y las especiales señales del favor de Dios no nos eximen de la tentación.  Dios acostumbra a preparar a sus hijos para la prueba, antes de que pasen por ella.

  • El lugar en que ocurrió la tentación: en el desierto.  El retiro da oportunidad para la meditación y la comunión íntima con Dios; y cuantos son llamados a una vida de gran actividad deben encontrar tiempo para estar a solas con Dios.

  • En qué consistió la tentación de satanás hacía Jesús:

Desarrollo

1. Le tentó a desconfiar de la bondad de su Padre y del cuidado que el Padre tenía de Él.

  • Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.

  • La necesidad es una gran tentación para el descontento, la incredulidad y el empleo de medios ilegales para salir del apuro o el aprieto.

  • Lo primero que Satanás intenta es hacer que los hijos de Dios desconfíen de la bondad de su Padre.

  • Los problemas y aflicciones que sufrimos le sirven de argumento poderoso para hacernos dudar de si somos hijos de Dios o no.

  • El Padre había dicho poco antes: Este es mi Hijo Amado, en quien he puesto mi complacencia (3:17); el diablo viene a decirle: Probablemente no lo dijo; o si lo dijo, no es verdad.

  • Por lo tanto le dice: 3 ……..Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.

  • No le dice: Ruega a tu Padre que las convierta en panes, sino: Di que se conviertan en pan; si tu Padre te ha abandonado, arréglatelas por ti mismo y no dependas de Él.

Veamos ahora cómo venció Cristo esta tentación.

  • 4 El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

  • Jesús rehusó aceptar la propuesta de satanás, y no quiso decir que aquellas piedras se convirtiesen en panes; no porque no tuviese poder para hacerlo, sino porque no quería hacerlo; ¿y por qué no quería? Porque su alimento era hacer la voluntad del Padre.

  • Juan 4:34 “Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra.”

  • Por eso, respondió a satanás con la cita de Deuteronomio 8:3 “3 Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre.”

  • Obsérvese que Cristo utilizó para enfrentar las tentaciones de Satanás con la frase: Escrito está.

  • La Palabra de Dios es la espada del Espíritu. Ef. 6:17 “Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios”

2. Después le tentó para que se arrojara desde el pináculo del Templo.

  • Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo, 6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, m y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. 

  • Véase la astucia del diablo al proponerle esto:

  • Al ver satanás que Cristo, en el caso de satisfacer su hambre, confiaba tan plenamente en el cuidado que el Padre tenía de Él le ataca por ahí, induciéndole a que se arroje de lo alto, con la misma confianza de que el Padre velará por su seguridad.

  • Cómo presentó el demonio la tentación: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; muéstrate así al mundo y demuestra quién eres; serás admirado, como quien está bajo una protección especial del cielo.

  • Obsérvese que el diablo le dice: Échate abajo. El diablo es muy bueno para persuadir con verdades a medias.

  • En que apoyó el diablo su propuesta: Porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, m y, En sus manos te sostendrán.

  • Hay una parte de verdad en esta declaración: es cierto que hay una promesa acerca de tal ministración por parte de los ángeles, y el diablo lo sabe, sabe por experiencia que los ángeles son enviados por Dios para guardar a los santos de los ataques del enemigo.

  • Pero hay también gran parte de mentira, el diablo omite el contexto del salmo 91:11

  • Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos. Salmo 91:11

  • ¿En qué caminos? en los caminos rectos, no fuera del camino que Dios indica.

  • Si nos salimos del camino, perdemos el derecho a la promesa y nos ponemos fuera del alcance de la protección de Dios.

  • Vemos, pues, que el demonio es un maestro en emplear las medias verdades, que son las peores mentiras.

  • Cuando la mentira se reviste de una capa de verdad es verdaderamente peligrosa, porque es como la carnada que atrae al pez para que muerda el anzuelo.

  • De ahí la necesidad que tenemos de conocer todo el consejo de Dios, para no torcer el sentido de la Escritura por desconocimiento de lo que realmente dice el texto o el contexto.

  • Recuerde todo texto, sacado de su contexto, se convierte en un pretexto.

  • El diablo, no sólo se omitió a propósito el contexto, sino que usó el texto como pretexto para inducir a Jesús a tentar a Dios con la presunción del cuidado que Dios tiene de sus hijos.

Veamos cómo venció Cristo la tentación.

  • 7 Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.

  • La venció, como a la primera, con la Escritura bien citada.

  • El uso incorrecto que el diablo hizo de la Escritura no impidió que el Señor la usase debidamente y citase otra vez del Deuteronomio 6:16

  • Deuteronomio 6:16 “No pondrás a prueba al Señor tu Dios como cuando te quejaste contra él en Masah”

  • Esto nos enseña a nosotros a usar correctamente tanto los mandamientos como las promesas que en hay en la Biblia.

  • Si esperamos que, porque Dios ha prometido protegernos y proveer a todas nuestras necesidades, no podemos andar por el camino que nos parezca, no podemos hacer lo que nos plazca y no podemos meternos en el peligro sin necesidad, eso es presunción y tentamos a Dios.

3. Finalmente, el diablo tentó a Jesús ofreciéndole todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, a cambio del más vergonzoso y horrible acto de idolatría.

  • La peor de todas las tentaciones fue la última. Cuando, con la ayuda de Dios, hayamos vencido alguna tentación, no debemos confiarnos, sino prepararnos para la siguiente.

  • En esta tentación podemos observar:

  • Lo que mostró Satanás a Jesús: todos los reinos del mundo.

  • Puede notarse de paso que las tentaciones comienzan con mucha frecuencia, por la vista, el proceso es: ver, codiciar y tomar.

  • Debemos hacer como Job 31:1 hacer pacto con nuestros ojos, para evitar el comienzo de muchas tentaciones.

  • “Yo había convenido con mis ojos no mirar con lujuria a ninguna mujer.” NVI

  • Lo que satanás ofrecía a Cristo, le había sido prometido por el Padre.

  • 7 Yo publicaré el decreto; Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy. 8 Pídeme, y te daré por herencia las naciones, Y como posesión tuya los confines de la tierra. Salmo 2:7-8

  • Satanás quería persuadirle a que lo recibiera de su mano por el camino de la gloria, en vez de recibirlo de manos del Padre por el camino de la Cruz.

  • Esto nos enseña que nunca debemos aspirar a obtener, por otro medio, lo que Dios nos ha prometido, aunque el plan de Dios para nosotros parezca menos placentero que el que nos ofrece el diablo.

Véase cómo Cristo rechazó la propuesta:

  • Es tan abominable la propuesta que Cristo la rechaza inmediatamente.

  • Este es un punto de suprema importancia. La mayor parte de nuestras caídas se deben a que no nos oponemos con un NO rotundo al atractivo de la tentación, y mantenemos una secreta complicidad con el pecado que no nos decidimos a abandonar.

  • 10 Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.

  • Jesús utilizó Deuteronomio 6:13; 10:20

  • A Jehová tu Dios temerás, a él solo servirás, a él seguirás, y por su nombre jurarás.

Conclusión.

Finalmente, tenemos el resultado de este combate (v. 11).

  • 11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.

  • El diablo quedó burlado, y abandonó el campo de batalla: Entonces le dejó el diablo.

  • Satanás concluye que es en vano seguir tentando a Cristo por ahora.

  • Resistid al diablo, y huirá de vosotros dice Santiago 4:7

  • Para el creyente, satanás es un enemigo vencido. Por eso, Pablo exhorta a los efesios a resistirle y a estar firmes. Efesios 6:13

  • Cristo fue tentado para derrotar al tentador para consuelo y estímulo de todos los hijos de Dios.

  • En la tentación de Cristo se echa de ver que nuestro gran enemigo no es invencible.

  • Aunque es un fuerte, el Autor y Capitán de nuestra salvación es más fuerte que él.

​​La Paz de Dios.

Pastor Saúl Vega