Sermón Semanal
 
 

 

 

Las siete palabras pronunciadas por el Señor Jesús desde la cruz

Juan 19:17-25

Introducción:

Una de las pruebas de la depravación del corazón humano es el hecho de que las personas se complacen en la violencia, la sangre y la muerte.

En el golgota, los espectadores pasaban y contemplaban a Cristo morir de una manera horrible. En la sociedad moderna hay millones de personas que se entretienen viendo con placer el dolor humano, la sangre, la violencia y la muerte que son el pan cotidiano de la televisión y otros medios de comunicación.

 

Desarrollo:

 

1.   Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes.  Lucas 23:34

 

PERDÓN: acción de renunciar a obtener venganza de una ofensa recibida, no guardando rencor ni resentimiento.

Esta palaba Constituye la postura cumbre de la doctrina de Cristo sobre el amor; y pronto fue practicada por los cristianos, como en el caso de Esteban (Hechos 7:59-60 59 Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía: Señor Jesús, recibe mi espíritu.60 Y puesto de rodillas, clamó a gran voz: Señor, no les tomes en cuenta este pecado. Y habiendo dicho esto, durmió.)

Cristo es coherente sobre lo que enseño sobre el trato que se le debe dar a los enemigos (Mateo 5:44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; 45 para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos.)

Con la oración del Padre nuestro (Mateo 6:9-13  9 Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.

10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.

11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. 12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. 13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.)

El Señor Jesús pide perdón  por los romanos, los líderes judíos religiosos (fariseos y saduceos), por los líderes romanos, por el pueblo de Israel y el pueblo gentil.  Cristo estuvo allí intercediendo por cada uno de nosotros.

 

 

2.   Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso. Lucas 23:43

 

• La segunda palabra es una palabra de esperanza y de salvación

• Jesús le habló palabras de confianza y de salvación al ladrón arrepentido

• ESPERANZA: Confianza en que ocurrirá o se logrará lo que se desea

El término paraíso se emplean para indicar el cielo o la presencia de Dios.

El malhechor moribundo tuvo más fe que los seguidores del Señor Jesús, aunque los discípulos seguían amando a Jesús su esperanzas  comenzaron a desvanecerse. Uno de sus seguidores dijo con tristeza dos días más tarde: pero nosotros esperábamos que Él era el que había de redimir a Isarael. Lucas 24:21.

El ladrón por el contrario, miró a Jesús con fe de que su reino era una realidad.

Jesús reafirma una de sus más importantes enseñanzas acerca de la vida después de la muerte. Esa vida es la que Dios prometió por la eternidad a aquellos que creyeran en el hasta el final de sus días Juan 3:16 16Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.

 

 

3.     Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo. Después dijo al discípulo: He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa.

Juan 19:26-27

 

• Esta es una palabra de consuelo

• CONSUELO: acción de aliviar la pena  o aflicción de una personaAún en la agonía de su muerte Jesús se preocupó por el bienestar de su madre. El designo a Juan para que cuidara de ella. Ayudar a los miembros necesitados de la familia es una responsabilidad que el creyente tiene hasta la muerte.

Aquí recae el énfasis sobre la responsabilidad de los hijos con sus padres.

De todos los discípulos de Jesús, solo uno (Juan) estuvo cerca de Jesús.

Jesús muestra una vez mas la responsabilidad como cuerpo de cristo de ver los unos por los otros, No importando la condición en la cual nos podamos encontrar porque el amor y la misericordia son cualidades divinas con las que Dios nos ha dotado, y por las cuales le gente nos puede reconocer 1 Juan 3:16 16En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.

 Deja un ejemplo para que todos podamos seguir,  la iglesia (los verdaderos hermanos de Jesús) está puesta para recibir al desamparado y necesitado.

 

 

 

4.    Y a la hora novena Jesús clamó a gran voz, diciendo: Eloi, Eloi, ¿lama sabactani? que traducido es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? Marcos 15:34

 

Es una oración tomada del salmo 22, que probablemente recitó completo y en arameo (Eli Eli lama sabachthani), lo cual explica la confusión de los presentes que creyeron ver en esta súplica una llamada de auxilio a Elías.

Este salmo es una profecía a cerca de la profund agonía del Mesías al morir por el pecado del mundo. Jesús sabía que esta separación temporal de su padre llegaría en el momento en que echara sobre sí los pecados del mundo. La agonía física fué horrible pero la separación espíritual con su padre fué la mayor tortura.

Jesús a lo largo de su vida nunca se quejo o mostró ningún tipo de temor o inseguridad ante la innumerable cantidad de adversidades que tubo ya que estaba plenamente seguro de que su padre estaba con el.

Entonces ¿Por qué clama de manera angustiosa, SEÑOR SEÑOR, POR QUE ME HAS DESAMPARADO? La respuesta la podemos encontrar en Isaías 59:2 "pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír."

Dado que el pecado produce la separación con Dios y tiene como fin muerte, es claro que estando Jesús en esa cruz cargando sobre si todos nuestros pecados sintiera el abandono de su Padre por primera y única vez por causa de ese mismo pecado porque estaba escrito Isaías 53:4-5 "Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados."

Esto es un acto de profunda soledad y alejamiento de su Padre. Este es el punto mas profundo de la cruz. Probablemente este sea el texto más misterioso. ¿Cómo es posible que Dios desampare al justo? ¿Cómo es posible que Dios se separe de su Hijo? ¿Cómo es posible que Dios se separe de sí mismo?

Señala el profundo abismo que existe entre Dios y la humanidad

 

 

 

5.     Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba consumado, dijo, para que la Escritura se cumpliese: Tengo sed. Juan 19:28

 

Se trata, en primer término, de la sed fisiológica, uno de los mayores tormentos de los crucificados. La palabra está tomada de los salmos 19:21; 68: 22:15 y 21:16.

Interpreta en sentido alegórico: la sed espiritual de Cristo de consumar la redención para la salvación de todos.

El vinagre (Marcos 15:23) vino mezclado con cidra.  Se le daba al crucificado para endrogar al penitente. Se le daba para que la pena del crucificado no fuera tan amarga.  El vino ayudaría al crucificado a olvidar su dolor.  Muchas personas desean escapar su dolor en las drogas y el alcohol.

Cristo nos enseña otro camino: Jesús enfrentó su futuro.  Ante la copa que estaba tomando, Jesús se negó a tomar el vino que se le ofrecía.

 

 

6.   Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu.  Juan 19:30

 

«Todo está cumplido»

La sexta palabra es una palabra de victoria

• VICTORIA: triunfo (superioridad)  demostrado (a) en una lucha al vencer a un rival

La palabra consumado es se traduce Cancelado. Jesús vino a consumar la salvación de Dios.

Había terminado la agonía de Jesús al redimir a la humanidad caída, y su obra de redención había sido consumada. Había llevado el castigo por el pecado y abierto el camino de salvación para todos.

Se puede interpretar como la proclamación en boca de Cristo del cumplimiento perfecto de la Sagrada Escritura en su persona. Esta palabra pone de manifiesto que Jesús era consciente de que había cumplido hasta el último detalle su misión redentora. Es el broche de oro que corona el programa de su vida: cumplir la Escritura haciendo siempre la voluntad del Padre.

 

Es una declaración de victoria.  Cristo había cumplido su misión, había conseguido el propósito para el que fue enviado – la salvación de su pueblo. Con su obediencia perfecta, Jesucristo cumplió la ley en toda su totalidad. Durante su vida Jesús guardó la ley en toda su perfección, es lo que llamamos ‘obediencia activa’; en su muerte de cruz, Jesús llevó el castigo que requería la ley de todos aquellos que rompían sus ordenanzas.  Jesús logró ambas cosas a favor nuestro.  Por medio de su vida y su muerte podemos ser justificados delante del Dios padre.  Somos justos porque su justicia es contada a nosotros por medio de la fe.  Somos libres de condenación porque la culpa por todos nuestros pecados fue puesta sobre los lomos de Cristo y por eso podemos ser libres de condenación.  Cristo hizo una obra completa, no solamente nos quitó la culpa de nuestra cuenta, sino que también nos aseguró la vida eterna.

 

Jesús fue no solamente el cordero sino también el sumo sacerdote. Gracias a la muerte de Cristo hoy podemos nosotros allegarnos a Dios por medio de Jesús. 

 

En la cruz de Cristo: el diablo fue destruido, la ley fue cumplida, y nuestro pecado fue quitado.  No hay acusación, el abismo de separación entre Dios y los hombres ha desaparecido.  La cruz de Cristo revela la justicia divina.  La cruz abre la puerta al cielo a todo aquel que cree.

 

 

7.     Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró. Lucas 23:46

 

Las últimas palabras de Jesús nos muestran un principio que todos los que tenemos a Dios como Padre podemos seguir.  Cuando llegue el momento de partir de este mundo, digamos tal como Jesús mismo dijo, “Padre, en tus manos entrego mi espíritu”.  Esteban pudo hacerlo, quiera Dios que nosotros también podamos en su debido momento.

La séptima palabra es una palabra de fe

 

• FE: Testimonio, aseveración de que una cosa es cierta

 

• Jesús no murió en la duda; murió lleno de gozosa fe.

 

• ¿Con que confianza Jesús muere?

 

• No es la angustia del que no sabe a dónde va, sino la tranquilidad del que sabe que al otro lado le espera su Padre.

 

• ¿QUÉ NOS DICE ESTO?

 

a) La muerte ya no produce pánico

 

b) Ahora la muerte ya no es horrenda, tenebrosa y  oscura.

 

c) La muerte solo es un paso que hay que dar para entrar en relación con nuestro Padre Dios.

 

d) La muerte significa para el creyente un mayor beneficio (Filipenses 1:21) Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia

 

e) ¡Qué maravilla para los creyentes¡

 

Conclusión:

Cuando Cristo dijo su última palabra, en la Biblia se explica que el velo del templo se rasgó.  Ya no más había que ir a Jerusalén una vez al año para ofrecer un sacrificio el dia de la expiación.  El sacrificio perfecto ha sido completado y tanto usted y yo tenemos acceso a la presencia de Dios por medio de Cristo.

 

Si usted todavía no ha tomado el beneficio de este sacrificio perfecto, hoy Jesús le extiende una invitación para que se beneficie de este sacrificio.  “si oyeres hoy su voz, no endurezcáis vuestro corazón”.

 

 

 

 

 

Que Dios les bendiga

Pastor Saúl Vega Saldaña