Sermón Semanal
 
 

 

 

¿Cuán lejos quiere usted ir con Dios?

2do Reyes 6:24-25, 7:3-8

INTRODUCCIÓN:

Si usted fuera a una agencia de viajes, y le dijera al agente de ventas, "Por favor deme un boleto de avión. Lo primero que le preguntaría el agente de ventas, ¿A dónde quiere usted viajar? Y si usted le respondiera, a cualquier parte. Entonces el agente podría decirle, ¿Cuánto dinero quiere usted gastar? Y si usted le respondiera, por el dinero no sé preocupe. Entonces el agente podría decirle, ¿Cuántos días dispone para su viaje? Y así sucesivamente la conversación podría continuar, hasta que él agente de ventas pudiera establecer cuán lejos quiere usted ir. Dios ha planeado una vida victoriosa para todos los que creen su palabra. Todo lo que Él quiere conocer de usted es, ¿Cuán lejos quiere usted ir con Él?" La lectura bíblica que leímos hace un registro de cuatro hombres leprosos que nos desafían ante la pregunta ¿Cuán lejos quiere usted ir?

DESARROLLO:

  • 2do Reyes 7:3 “Había a la entrada de la puerta cuatro hombres leprosos, los cuales dijeron el uno al otro: ¿Para qué nos estamos aquí hasta que muramos?

NVI Cuatro hombres que padecían de lepra se hallaban a la entrada de la ciudad. Se dijeron unos a otros ¿Qué ganamos con quedarnos aquí sentados, esperando la muerte?”
Recordemos que a los leprosos, no les permitían estar en la ciudad; ellos tenían que quedarse fuera de la puerta.
Ellos no tenían nada que comer, así como el rey y todo el pueblo no tenía nada que comer, todos estaban en la misma situación.
Pero los leprosos dijeron uno al otro, ¿Por qué estamos aquí sentados esperando la muerte?
Dicho de otra forma:
¿Qué tan bueno es  para nosotros quedarnos aquí sentados?
¿Por qué nosotros queremos quedarnos en la condición dónde estamos?

¿Usted ha pensado alguna vez sobre estas preguntas?
A muchas personas les gusta estar en la condición de siempre, la mayoría de las personas no quiere cambiar.

Los cuatro leprosos decidieron hacer algo sobre su situación y razonaron de la siguiente manera:

  • 2do Reyes 7:4 “Si tratáremos de entrar en la ciudad, por el hambre que hay en la ciudad moriremos en ella; y si nos quedamos aquí, también moriremos. Vamos, pues, ahora, y pasemos al campamento de los sirios, si ellos nos dieren la vida, viviremos; y si nos dieren la muerte, moriremos.”

NVI No ganamos nada con entrar en la ciudad. Allí nos moriremos de hambre con todos los demás, pero si nos quedamos aquí, nos sucederá lo mismo. Vayamos, pues, al campamento de los sirios, para rendirnos. Si nos perdonan la vida, viviremos; y si nos matan, de todos modos moriremos.”

Dicho de otra manera los cuatro hombres dijeron: corramos el riesgo.
 
Nosotros debemos ser creyentes con ese mismo desafío para recibir todo lo Dios tiene disponible para nosotros.

Dios quiere que usted disfrute en todos los sentidos la vida.
¿Pero usted quiere hacerlo?  O está satisfecho con su situación. 

  • 2do Reyes 7:5 “Se levantaron, pues, al anochecer, para ir al campamento de los sirios; y llegando a la entrada del campamento de los sirios, no había allí nadie.”

Ellos tomaron la decisión a tiempo, eso es todo.
Y cuando ellos llegaron al campamento," no había ningún soldado allí." 
 
A menudo nosotros organizamos todo y pensamos en las cosas horribles que podrían pasar si tomamos una decisión en cierta dirección.

Yo me imagino que  estos cuatro hombres estaban pensando algo terrible, pero cuando ellos llegaron al campamento, todo ese temor no tenía ningún fundamento. 

Dar el primer paso parece ser difícil para muchos creyentes.

2do Reyes 7:8Cuando los leprosos llegaron a la entrada del campamento, entraron en una tienda y comieron y bebieron, y tomaron de allí plata y oro y vestidos, y fueron y lo escondieron; y vueltos, entraron en otra tienda, y de allí tomaron, y fueron y lo escondieron.”


CONCLUSIÓN:
Recuerde, es su responsabilidad dar el primer paso. Una vez que usted entiende esto, entonces realmente depende de usted cuán lejos quiere ir con Dios.
Dios ha hecho una provisión para todo lo que usted necesita.
Ahora Él está esperando que usted dé el primer paso.
En el momento que usted, por un acto de fe, decide creer lo que la Palabra de Dios dice,  usted verá lo lejos que Dios quiere llevarlo.

¿Cuán lejos quiere ir?

 

 

 

 

 

Que Dios les bendiga

Pastor Saúl Vega Saldaña